Nuestro Blog

Rentar una casa puede ser lo más fácil o lo más difícil, depende de qué tan seguro estés de lo que quieres, por eso aquí te damos algunos consejos.

Lo primero que debes pensar es la cantidad de dinero que estás dispuesto a pagar por una casa en alquiler, considerando también que debes dejar un depósito. Esto es muy importante ya que debes tomar en cuenta a cuánto ascienden tus ingresos y sobre eso determinar que la cantidad de la renta no te quite demasiado para cubrir tus otros gastos fijos como agua, luz, mantenimiento (en algunos casos), gasolina, transporte, etc. y otros variables (entretenimiento, despensa, imprevistos). De esta forma no te verás presionado para cuando llegue el día del pago del alquiler.

A continuación, busca las diferentes opciones de casas, la zona que en la que te gustaría vivir, que cuente con fáciles accesos viales, parques, tiendas comerciales, transporte público, escuelas, etc, depende de lo que necesites tener cerca. En la ciudad de Morelia te podemos recomendar Altozano, considerado como la mejor zona para vivir actualmente.

Otro aspecto es el tamaño o dimensiones de la casa, si vives solo puedes adaptarte a una casa pequeña que tenga uno o dos cuartos y que sea cómoda para ti, tomando en cuenta si caben los muebles que tienes o no. Por el contrario si tienes una familia más grande considera el número de recamaras que debe tener, los espacios para los niños, que la cochera sea amplia en caso de que tengas auto propio, etc. Lo que te recomendamos es que antes de firmar el contrato tanto tú como el propietario, revisen juntos la casa para que ambos estén conscientes de las condiciones en que está la propiedad antes de que la habites, además de darle a conocer todas tus dudas a fin de que quede todo muy claro al momento de firmar.

Generalmente al rentar una casa, el propietario te pedirá un aval, es decir alguien que te respalde a fin de que si no pagaras la renta, es el aval con quien se comunicaría para hacer el cobro, y que éste tenga la posibilidad de pagarle.

En algunas ocasiones te podrían solicitar referencias de crédito o de tu trabajo. Otro documento es una identificación oficial para de ahí tomar tus datos, así como un número de teléfono donde te pueda localizar; esto para darle forma al contrato escrito.

Asegúrate de que al leer el contrato entiendas perfectamente todo el contenido y si tienes dudas al respecto en alguna cláusula acláralas con el propietario a fin de que todo quede bien establecido y no haya malos entendidos posteriormente. Recuerda que el contrato que firmes les dará obligaciones y responsabilidades jurídicas a ambas partes.

Entradas Recientes:

Categorías: